Saturday, April 17, 2021

“Hearts on fire” / “Corazones ardientes”

A reflection based on Luke 24:13-35


A metallic heart sold as a Valentine’s decoration. / Un corazón metálico que se vende como decoración de San Valentín.

by Magdalena I. García

Gathering in community,
walking together,
comforting each other;
these daily practices
taught by Jesus
encouraged the disciples
at a time of loss,
and helped them
to find their way.

Seeking understanding,
wrestling with questions,
searching the Scriptures;
these holy habits
taught by Jesus
nurtured the disciples
at a time of confusion,
and helped them
to find their way.

Welcoming strangers,
setting the table,
sharing bread;
these spiritual disciplines
taught by Jesus
sustained the disciples
at a time of loneliness,
and helped them
to find their way.

And as they persevered
in gathering, seeking, and welcoming
the living Jesus himself
in the form of a stranger
stood in their midst,
walked alongside them,
broke bread with them,
and their hearts were on fire,
filled with joy,
and they ran to share
the good news.

%%%

“Corazones ardientes”


Una reflexión basada en
Lucas 24:13-35

por Magdalena I. García

Reuniéndose en comunidad,
caminando juntos,
consolándose mutuamente;
estas prácticas diarias
enseñadas por Jesús
alentaron a los discípulos y discípulas
en un momento de pérdida,
y les ayudaron
a encontrar su camino.

Buscando entendimiento,
luchando con las preguntas,
escudriñando las Escrituras;
estos hábitos sagrados
enseñados por Jesús
nutrieron a los discípulos y discípulas
en un momento de confusión,
y les ayudaron
a encontrar su camino.

Acogiendo a los forasteros,
poniendo la mesa,
compartiendo el pan;
estas disciplinas espirituales
enseñadas por Jesús
sostuvieron a los discípulos y discípulas
en un momento de soledad
y les ayudaron
a encontrar su camino.

Y mientras perseveraban
reuniéndose, buscando y acogiendo
el Jesús vivo mismo
en forma de un desconocido
se puso en medio,
caminó a su lado,
partió el pan,
y sus corazones ardieron,
se llenaron de gozo,
y corrieron a compartir
las buenas nuevas.

© Magdalena I. García


Wednesday, April 14, 2021

“Hay cielo despejado”

Homenaje a mi padre en sus noventa


Mis padres, Migdalia y Gerardo, en los años 70 en Chicago.

Por Magdalena I. García

Hay cielo despejado, el sol calienta,
las aves nos alegran con sus trinos,
convocan a parientes y vecinos
a celebrarte, Papá, tus noventa.

El menú del almuerzo está resuelto:
tengo hechos frijoles colorados,
sumo arroz blanco, plátanos asados
y atún blanco con tomate revuelto.

Ponte el traje azulito con corbata,
el que te hizo el sastre Gumersindo
y trajiste de Cuba en la maleta.

Mamá, cámbiate de chanclas y bata,
hazte el moño alto, que te queda lindo,
píntate los labios en la coqueta.

© Magdalena I. García